Misión del CCMT

 “Servir a Dios y a las iglesias, agencias misioneras e instituciones teológicas evangélicas con un entrenamiento diferenciado; complementando la capacitación integral del misionero y llevandolo a un efectivo desarrollo de su llamado”.

Objetivos:

Apuntamos al crecimiento del candidato a misionero en las siguientes áreas:

 1. Su desarrollo como discípulo de Cristo. Esto comprende la madurez de su vida y el desarrollo de sus dones espirituales, como también su efectividad en alcanzar y formar a otros discípulos de Cristo. Comprende las áreas de conocimiento bíblico, vida de oración, y testimonio.

2. Su capacidad de vivir con otros bajo presión. Para el misionero transcultural, el factor “estrés” es enorme. La salud emocional y una sana auto-imagen en Cristo son elementos decisivos en la permanencia del misionero en su lugar de misión. La convivencia en la comunidad de aprendizaje que es Campos Blancos, nos enseña flexibilidad, adaptabilidad y crea capacidad de manejar conflictos personales. Estos son elementos indispensables para la efectividad del misionero en el campo.

3. Su orientación a la tarea misionera y la adquisición de herramientas para la obra transcultural. La forma en que un misionero aborda la tarea misionera es determinante en su efectividad. Su compresión conceptual de la tarea, sus actitudes, y las destrezas desarrolladas para la adquisición de lenguas y cultura son indispensables para abordar los desafíos de la obra misionera transcultural.

4. Su habilidad de trabajar con otros en equipos internacionales para lograr metas en conjunto. El trabajo en equipo es necesario para lograr metas serias y dar evidencia que realmente somos discípulos de Cristo. Los misioneros transculturales trabajan en equipos internacionales y necesitan herramientas no solo para entenderse personalmente, sino también transculturalmente.

Comments are closed.